PRESENTE Y FUTURO DEL REPUBLICANISMO

José Luis Pitarch. Presidente de UCR. IV FEBRERO REPUBLICANO Sevilla, 11 Febrero 2.015

1503478_811984572207068_8951558307038597013_nIntroducción:
Me cabe gran satisfacción de intervenir en estas Jornadas (IV Febrero Republicano) que, con tanto mérito, convocan y organizan UCAR Sevilla y Sintonía Laica con la inestimable colaboración del Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Sevilla. Y mi contento se multiplica, si cabe, por ser mi intervención en fecha tan querida como el 11 de Febrero, en que fue proclamada, el año 1.873, la Primera República por la inmensa mayoría del Congreso y el Senado constituidos en Asamblea Nacional. Permitidme recordar unas palabras pronunciadas, en aquel memorable momento histórico, por el excepcional tribuno republicano Don Emilio Castelar: Seguir leyendo

El Gallo Rojo en Estepa

teatro_

República

Joaquin Urías – andaluces.es

10408114_810995172306008_873421767025127289_nDe un tiempo a esta parte, no hay acto reivindicativo en nuestro país que no aparezca plagado de banderas republicanas. Sí, la de la franja morada. Antes eran, sobre todo, los actos de partidos políticos. Ahora se ven también en cualquier protesta contra los desahucios, la corrupción o las políticas de la troika. Donde esté la gente indignada, allí está la tricolor. Ese aparente auge del republicanismo necesita una explicación.

Por la derecha abundan quienes creen que los republicanos quieren volver al treinta y uno, a lo que les parece una España guerra civilista y desfasada. Por la izquierda el republicanismo de muchos políticos se limita a criticar al rey y la monarquía. Como si fuera bastante cambiar el Jefe de Estado y los colores de la bandera para contentar a esas masas indignadas. Seguir leyendo

IV Febrero Republicano

portada cara A IV-FRLa asociación cultural Unidad Cívica Andaluza por la República (UCAR) y el programa radiofónico de debate y difusión del laicismo Sintonía Laica (www.radiopolis.org) organizamos, con la inestimable colaboración del Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Sevilla, el IV Febrero Republicano. De la I a la III República. Una edición muy especial la de este año 2015 por ser año de elecciones en las distintas administraciones públicas, pero también y no menos importante, por los nuevos acontecimientos acaecidos en 2014: el descrédito del bipartidismo imperante desde hace más de treinta años y la abdicación del rey impuesto por el dictador Franco en su hijo Felipe.
Nuevos acontecimientos desarrollados en la misma situación de corrupción de las distintas instancias del Estado, de pobreza de miles de familias, de paro, de vulneración de los derechos civiles, sociales y económicos conquistados por la ciudadanía.
El año electoral 2015 ofrece a la ciudadanía una disyuntiva: continuar bajo una monarquía impuesta por el franquismo en una pseudodemocracia cada vez más autoritaria y nacionalcatólica o empujar a las fuerzas políticas a que hagan de las próximas elecciones generales unas elecciones constituyentes, tras las cuales se inicie el proceso para una nueva Constitución. Esperamos que el programa elaborado aporte a los asistentes elementos para su análisis político personal.
Invitamos a la participación de todos los republicanos y republicanas y a todas las personas que simpaticen o simplemente quieran conocer, sin prejuicios, el ideario republicano y laico.
Rogamos la confirmación de vuestra asistencia con la antelación suficiente para poder recibir el material anexo a las ponencias y así facilitarnos el trabajo organizativo.

triptico cara A IV-FR-RGBtriptico cara B IV FR-RGB

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Concha Caballero, el lado humano de la política

Luís García Montero – el pais.es

10933955_10205748654144838_7322713869854713675_nVivir es acostumbrarse a perder casi todo lo que más se quiere. La pérdida de Concha Caballero, nacida en Baena (Córdoba) hace 58 años y fallecida el pasado martes a consecuencia de un cáncer, nos deja a sus amigos un vacío que es difícil de negociar. Perdemos muchas cosas. Perdemos a una profesora con la que hablar de literatura, con la que comentar una novela recién publicada o la estrategia oportuna para crear lectores entre los jóvenes. Cuando cerró su dedicación profesional a la política y volvió a dar clases en el instituto de Coria del Río (Sevilla), su canto de vida y esperanza pasaba por la inquietud de los alumnos ante un poema de Baudelaire o un relato de Kafka. Daba gusto oírla, verla enseñar.

Perdemos también a una ciudadana con conciencia crítica y fuerza para entender a diario las cosas que suceden, la dirección última de los disparos engañosos de la actualidad. Los lectores de EL PAÍS en Andalucía saben de lo que hablo cuando utilizo la palabra lucidez, la posibilidad de opinar tomando postura más en la raíz que en la superficie.

Sus viejos camaradas perdemos también una compañía para recordar la historia y para aprender a vivir en el presente mientras se recuerda. Vivimos, nos acostumbramos a perder, cambian las ciudades, las mentalidades, los debates de la realidad, y esa transformación vertiginosa nos exige una respuesta. Concha Caballero fue para mí un ejemplo a la hora de interpretar los cambios del mundo. De la pérdida, salía fortalecida contra los dogmas, las nostalgias paralizadoras, las deslealtades y el rencor. Ella no olvidó nunca la dimensión sentimental que debe anudar los ojos y las palabras de la gente de bien. Supo iluminar la dimensión sentimental y humana de la política.

Con ella no se estaba sólo junto a una camarada del Partido Comunista, una diputada de Izquierda Unida, una portavoz parlamentaria, una responsable política o una consejera en la Radio y Televisión de Andalucía. Se estaba, además, con una persona de bien, capaz de hablar de los asuntos más complejos sin renunciar a la ternura, esa vinculación indispensable con la vida para que las palabras no se conviertan en consignas huecas. Concha se volcaba en sus actos públicos con un lazo de verdad humana que no es corriente en el escenario político.

Fue la primera mujer portavoz de un grupo en el Parlamento de Andalucía. Su itinerario está unido a un momento clave de la vida española en el que las mujeres rompieron el panorama del machismo, aceleraron la democratización de la sociedad y empezaron a ocupar puestos decisivos en la representación pública. Ese empeño marca la vida política de Concha Caballero desde el principio de su compromiso, cuando a mediados de los años setenta se acercó al Movimiento Feminista 8 de Marzo. Yo la conocí en Granada poco después. Era hermosa a rabiar, de una inteligencia atractiva, amiga de sus amigos y apasionada de la literatura. Los dos aprendimos juntos las lecciones teóricas del profesor Juan Carlos Rodríguez, y desde entonces hemos compartido libros como se comparte una vinculación con la realidad. Desde entonces peleamos también por conquistar otra sentimentalidad.

Un mundo complejo como el de la política, acerado, lleno de desfiladeros y cristales rotos, suele endurecer el carácter de los hombres, de las mujeres, y cubrir de caparazones los sentimientos. A Concha le tocó vivir momentos muy difíciles…, y situaciones luminosas, como cuando salió adelante la Reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía, proyecto en el que ella participó de una manera eficaz y convencida. Cuarenta años de compromiso político no bastaron para obligarla a perder la ternura. Siempre fui partidario del modo que tenía de pronunciar la palabra precioso. Era una parte más de esa dimensión sentimental, del peso profundo de los sentimientos, la pasión y la compasión que tienen los mejores compromisos políticos.

Por eso era una compañía imprescindible para recordar el pasado y mirar hacia esa parte de presente que llamamos futuro. Más allá de las siglas y los intereses particulares, ayudaba a comprender la dignidad de muchas batallas y la necesidad de saber interpretar las pérdidas para estar a la altura de las circunstancias.

Seguir leyendo

Las víctimas de la fosa franquista hallada en La Algaba murieron de “hambre y enfermedad”

Abandonados a su suerte en los campos de concentración, no murieron por fusilamientos

El Plural.com

Campo-concentracion-Guadalquivir-El de La Algaba en Sevilla es considerado por los historiadores como uno de los campos de reclusión más duros donde se concentraron los presos que construyeron el Canal del Viar. Muchos fallecieron por el hambre y el maltrato. Muchas de las infraestructuras ellos construidos como las pistas del aeropuerto de Málaga o el Canal del Bajo Guadalquivir aun siguen operativas. Crueldad y delitos contra la humanidad deberían encabeza cualquier texto para calificar la situación de los casi 150 presos hallados en fosas comunes en La Algaba. Seguir leyendo

La puerta giratoria de Zarzuela

¿A qué se dedica hoy el ex rey Juan Carlos? A vivir como un rey, pero sin las molestias del cargo

Isaac Rosa – eldiario.es

Rubalcaba-Guerra-Botella-Torres-Dulceun_EDIIMA20141229_0256_5En el país de las puertas giratorias, cómo no iba a haber una en la primera casa de España, domicilio del primer ciudadano del reino: el palacio de la Zarzuela, donde aún duerme el rey emérito Juan Carlos las noches que anda por Madrid.

¿Y por qué digo que en Zarzuela hay una puerta giratoria? ¿Es que el viejo rey ha sido fichado por una eléctrica? ¿Es consejero de un banco de inversiones? ¿O lo acogió la siempre acogedora Telefónica? Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.347 seguidores