La memoria franquista del PP

Kabila

División Azul. Acto may13[4]Si hubiera una noticia de vez en cuando, podríamos pensar que se trata de anomalías o de excepciones a una regla, pero no, día a día llueven las noticias de que peperos distinguidos demuestran un amor a una memoria histórica, propia de la extrema derecha, la que defienden los pseudo-historiadores como Pío Moa o Cesar Vidal. Una memoria histórica franquista, sin paliativos.

Podríamos empezar con que el Partido Popular jamás ha condenado, como tal partido, al franquismo, siempre aludiendo que hay que mirar al futuro y no al pasado. Lástima que se les vea el plumero y que cuando se trata de homenajear a sus padres políticos –los franquistas asesinos— no se les olvide mirar atrás. Sigue leyendo

Anuncios

Adolf-Hitler-Stiftung

Ningún otro país europeo permitiría una fundación como la Francisco Franco, dedicada a loar el legado del dictador

Joan B. Culla i Clarà – El País

fnffMientras asistimos atónitos al final de una época, al desmoronamiento de toda una estructura político-institucional, habrá quien crea que, fuera de denunciar la corrupción y sus consecuencias, todo lo demás es frívolo e improcedente. Sin embargo, sostengo que la degeneración del actual sistema político no es solo dineraria, sino también moral; que la Segunda Restauración española arrastra los efectos de ciertos pecados originales, entre ellos una pésima asunción y una peor gestión de su pasado histórico inmediato, de eso que algunos llamaron eufemísticamente “el régimen anterior”. Sigue leyendo

¿Cuáles son la bandera y el himno españoles?

Artículo publicado por Vicenç Navarro

Este artículo señala la distinción entre lo que instruye la Constitución Española (resultado de una Transición Inmodélica) y lo que un elevado número de españoles sienten sobre la representatividad de sus símbolos, tales como la bandera borbónica y la Marcha Real.

A raíz de las declaraciones a un rotativo catalán, ARA, del deportista catalán Àlex Fàbregas, participante en las Olimpiadas de Londres, en las que declaraba que no sentía el himno nacional español, ni tampoco, consecuentemente, la bandera nacional española, como suyos, y sí en cambio sentía la bandera catalana, La Senyera, y el himno catalán, els Segadors como suyos, se movilizaron las predecibles voces insultantes en las que todo tipo de epítetos se dirigieron a tal deportista y a sus defensores. Sigue leyendo

La Tricolor, la crisis y el miedo del Gobierno a la República

Pedro A. García Bilbao

Según ha explicado el gobierno del Partido Popular, la bandera nacional española que fue vigente y constitucional entre 1931 y 1977, esto es, la enseña tricolor de la República Española —incluido el gobierno en el exilio—, puede ser considerada como símbolo que incite a la violencia, el racismo o la xenofobia (y como tal susceptible de ser reprimida y sus portadores sancionados) según la interpretación que sobre el terreno puedan tener las fuerzas de seguridad, si por el contexto de su exhibición así lo considerasen. Así, literalmente, por muy increíble que parezca y en franca contradicción con la jurisprudencia sobre el uso de la bandera y que reconoce sus inequívocos valores democráticos. Sin embargo, para este gobierno es ahora reprimida, y no sólo reprimida sino también infamada, asimilada a la simbología «nazi» y racista, prohibida en toda la Europa democrática, salvo en España, claro. Sigue leyendo

El PP de Sevilla le quita la calle a Pilar Bardem y se la da a la Virgen de las Mercedes

El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por Juan Ignacio Zoido (PP), ha “iniciado los trámites” correspondientes para que la calle Pilar Bardem será rotulada como avenida Nuestra Señora de las Mercedes. La propuesta ha sido presentada por la Hermandad de Santa Genoveva y está “avalada por vecinos, comerciantes y otras hermandades”, según un comunicado del Consistorio hispalense

elplural.com

El alcalde de Sevilla, el popular Juan Ignacio Zoido, anunció poco antes de llegar al cargo de la capital hispalense que si ganaba retiraría la calle que lleva el nombre de la artista Pilar Bardem. Hay que recordar que la cineasta dio su nombre a una calle sevillana por un acuerdo soberano del pleno de la Corporación anterior. Esa resolución contó con el voto en contra del grupo municipal del PP, entonces en la oposición,  que alegó que “Bardem no tiene más mérito que haber insultado a todo el mundo, incluido el presidente del Gobierno, José María Aznar”. Sigue leyendo

Ni perdón, ni olvido

¡Ay si pudieran volver atrás en la historia los Aznar, las Aguirre, los Oreja, las Ritas y los Arenas, de qué cosas serías capaces con tal de quitar el aborto, el divorcio, las bodas homosexuales, con tal de eliminar a rojos, ateos y nacionalistas! ¡Con tal de volver al rezo y la oración diaria y obligatoria en los colegios! ¡Con tal de volver al Cara el Sol, al yugo y las flechas y a las Montañas Nevadas!

ANTONIO MORA PLAZA. NUEVATRIBUNA.ES 01.08.2010

Cuando oigo y veo a los Aznar, a las Aguirre, a los Oreja, a las Ritas, a los Arena, me vuelve a la memoria los tiempos en los que, de niños, cantábamos el Cara el Sol en un colegio de Ventas, barrio de Madrid, de los curas de los Hermanos la Salle. Y espero que sólo sea un recuerdo y no una premonición. Asocio también, apenas sin esfuerzo de la imaginación, los bolsos de Louis Vuitton de la Rita Barberá y los trajes impolutos y gratuitos de F. Camps con los regalos que nos hacían a fin de curso ciertas mujeres de una nobleza venida a menos a nosotros, los hijos de los pobres, aunque no pobres de solemnidad. Sigue leyendo

EL PP, MAREANDO LA PERDIZ, O ¿ES CONVENIENTE EMBAUCAR AL PUEBLO?

“No siempre se han de decir todas las verdades, sino sólo aquellas que producen algún fruto”  (B. Pascal)

“No podíamos pensar que el futuro sería esto, decían  –casi– unos versos de Benedetti”  (Haro Tecglen)

José Luis Pitarch, Presidente federal de Unidad Cívica por la República

Exponíamos ha poco por qué vemos a España como arquetipo del esperpento. Tomen lo que sigue, si leerlo les pluguiera, de resopón ad hoc. ¡Querido país!, este nuestro, prácticamente sin Ilustración (en su lugar, gritaba el pueblo “¡Vivan las caenas!”, las del infame Fernando VII, pateando sobre el santo y seña liberal “¡Viva la Pepa!” o Constitución de San José de 1.812); sin revoluciones burguesas (excepto la tardía y traicionada del 68, y la fusilada de la II República); sin clases medias en el siglo XIX (como sí hubo en Francia, Alemania, Inglaterra); sin separación total Iglesia/Estado cual en la católica Francia… y, a día de hoy, único país de Europa con absoluta impunidad de la barbarie fascista. Incluso con un destacado ministro de Franco, firmante solidario de sentencias de muerte, de senador y presidente insigne de un Partido que se supone democrático (el Presidente “de honor” es su digital sucesor Aznar, que no vean lo que escribía contra la democracia cuando era funcionario de Hacienda en Logroño). Por lo demás, el honor –decía Aldous Huxley– “se parece a las faldas de las mujeres. Se lleva largo o corto, ancho o estrecho, con enaguas o sin bragas”. Sigue leyendo