Notas relacionadas con la abdicación del Borbón

José Luis Pitarch es Presidente Federal de Unidad Cívica por la Repóblica

cadena de francoParece obvio que los grandes poderes económicos (el Fondo Monetario Internacional, FMI; la omnipotente Banca; las opulentas grandes empresas) y sus grandes vasallos, esto es, los poderes políticos, han dicho “basta” a este reyezuelo desprestigiadísimo que ya no puede garantizarles como hasta ahora sus saqueos y pillaje al sufrido pueblo supuestamente soberano.

En efecto, el resultado de las Elecciones del 25 de mayo, con el hundimiento del bipartidismo celtíbero colaborador con dicho dúo de grandes amos del poder y la gloria (si se me permite mal plagiar este título de Graham Greene) ha apremiado a dichos poderes económicos y políticos a decir “hasta aquí”. Obediente, el “régimen” de apareamiento PP-PSOE (lo que no quiere decir que ambos sean mellizos o equivalentes) ha dejado o hecho caer al monarca. Ocho días después de las Elecciones, éste se va. Sigue leyendo

Anuncios

¿Es mejor tener a Felipe VI como Rey que a José María Aznar como Presidente de la República?

por Vicenç Navarro

Gonzalez--Aznar-y-Zapatero-arropan-a-Felipe-de-Borbon-en-su-ultimo-acto-antes-de-ser-reyEste artículo critica una postura generalizada de personas que se autodefinen como republicanas pero que en cambio apoyan a la Monarquía en España, aduciendo que es mejor tener a un Rey como Juan Carlos I o ahora Felipe VI, que a un Presidente de la República como José María Aznar o Esperanza Aguirre.

Uno de los argumentos que encuentro más sorprendente de los muchos utilizados por autores republicanos que favorecen el mantenimiento de la Monarquía, es el de que es mejor tener como Jefe del Estado a un Rey como Juan Carlos I o ahora Felipe VI, que a un José María Aznar, que daría una imagen de España, como Presidente de la República, peor que la que pueda dar el Rey Felipe VI. Sigue leyendo

La inevitable erosión de la Monarquía en España

Guillermo López García – eldiario.es

noviosreyescoronaLa opción republicana ha estado durante décadas arrinconada en España, marginada del debate público. Primero, por la vía más expeditiva que pueda imaginarse (una Guerra Civil que condujo a 40 años de dictadura). Después, por un pacto, convenientemente sacralizado, la Transición democrática, que fue también un pacto de olvido y de silencio, en virtud del cual todos, o casi todos, aceptaban o toleraban la reinstauración de la Monarquía; incluso el PCE lo hizo, a cambio de su legalización en 1977. Sigue leyendo

Los ciudadanos sitúan por primera vez a la monarquía entre los principales problemas del país

El barómetro del CIS no deja a la realeza bien parada en la primera vez que vuelve a preguntar por la institución tras varios meses sin hacerlo

PÚBLICO / EFE

imagesTras muchos meses sin hacerlo, el barómetro del CIS ha vuelto a preguntar por la monarquía. La institución no sale bien parada. Los ciudadanos la sitúan por primera vez entre los problemas más preocupantes y, además, baja de la tercera a la sexta posición entre las instituciones más valoradas, con una nota de 3,68 frente al 4,97 logrado en 2011.

No es la primera vez que la monarquía suspende en la valoración de los ciudadanos: concretamente, ya en octubre de 2011 la institución suspendió por primera vez (4,89 sobre 10).

La encuesta, realizada la primera semana de abril, cuando fue imputada la infanta Cristina en el caso Nóos, refleja que la monarquía preocupa a la ciudadanía. Sigue leyendo

No serás rey, Felipe

JUAN CARLOS MONEDERO – Público.es

Campana-#FelipeNoSerasReyEl loco, decía Lacán, no es el desequilibrado mental que se cree rey, sino el rey que se cree rey. Ser rey en 2013 es como usar un calcetín para no preñar, creer que la luz eléctrica la enciende el diablo o darse con un látigo de cinco puntas en la espalda para que los pecados se blanqueen. Por eso las coronaciones o los matrimonios reales necesitan ser tan efectistas: tienen que compensar con oropel y maneras antiguas lo increíble del asunto. ¿Te acuerdas, Felipe, de tu boda y todo aquel gasto descomunal? Los reyes, además, tienen que llenar de brumas su pasado, para que no aparezca un puñal, un veneno, una traición, un matrimonio de conveniencia, un soborno, una matazón de campesinos. ¿Quién fue el primero de la saga? Reyes, dinastías, príncipes herederos, argumentos legitimistas… Pudo ser o no. Los borbones son un accidente. Viendo la historia, un desafortunado accidente. No es que los Habsburgo, vulgo Austrias, fueran mejores. Ni mucho menos. Pero los de la flor de lis, quizá por la cercanía, vienen frenando lo inteligente en la historia reciente desde, cuando menos, la Revolución Francesa. De Fernando VII, ni hablamos. Sigue leyendo

Los reyes mueren con la corona puesta

Isaac Rosa

1357474478_276335_1357475660_noticia_normalTrapos sucios al margen, el estado de salud del rey obligaría a jubilarlo de cualquier cargo, incluso de Papa. Con 75 años, un largo historial quirúrgico y una baja médica que puede alargarse hasta seis meses, cabe dudar de su capacidad para seguir en el puesto, y su continuidad rozaría el ensañamiento. Y ello porque el tipo de reinado a que el propio rey nos ha acostumbrado no admite reposo sino que exige movimiento y visibilidad permanentes, largos viajes, inauguraciones, pasar revista a las tropas, cenas de gala, discursos, aperturas solemnes.

Que deje de esquiar, cazar y navegar es algo que podemos aguantar. Pero que deje de ser nuestro mejor embajador en el extranjero y nuestro mejor florero para las grandes ocasiones, no ha lugar. La monarquía del siglo XXI no puede encerrarse en palacio, porque la gente empezaría a preguntar dónde está el rey y qué hace. La agenda oficial es su manera de hacerse imprescindible, y si no hay agenda, nos preguntaremos para qué un rey. Sigue leyendo

A prueba de desmentidos: el rey Juan Carlos tiene las horas contadas

Emilio Pizocaro – Rebelión

fuera_el_reyA pesar del desmentido de la casa real el actual rey Borbón tiene las horas contadas. La gran maniobra para salvar a la Monarquía, descabalgando a Juan Carlos de la Jefatura de Estado, está en pleno desarrollo. ¿Cuando se producirá? Es solo de una cuestión de tiempo y oportunidad.

La abdicación, que hasta hace poco era un secreto de palacio, ha empezado a ventilarse en público porque la crisis política de España no puede esperar. Y más grave; los poderes fácticos, incluida la embajada norteamericana, siguen dado señales de nerviosismo por el desgaste de la clase dirigente hispana, incluida la corona. Y como en política la fuerza que tiene la iniciativa, generalmente gana la partida, los conspiradores han resuelto saltar al ruedo preparando a la opinión publica para la “real abdicación”. Sigue leyendo