Notas relacionadas con la abdicación del Borbón

José Luis Pitarch es Presidente Federal de Unidad Cívica por la Repóblica

cadena de francoParece obvio que los grandes poderes económicos (el Fondo Monetario Internacional, FMI; la omnipotente Banca; las opulentas grandes empresas) y sus grandes vasallos, esto es, los poderes políticos, han dicho “basta” a este reyezuelo desprestigiadísimo que ya no puede garantizarles como hasta ahora sus saqueos y pillaje al sufrido pueblo supuestamente soberano.

En efecto, el resultado de las Elecciones del 25 de mayo, con el hundimiento del bipartidismo celtíbero colaborador con dicho dúo de grandes amos del poder y la gloria (si se me permite mal plagiar este título de Graham Greene) ha apremiado a dichos poderes económicos y políticos a decir “hasta aquí”. Obediente, el “régimen” de apareamiento PP-PSOE (lo que no quiere decir que ambos sean mellizos o equivalentes) ha dejado o hecho caer al monarca. Ocho días después de las Elecciones, éste se va.

Cabe recordar que Juan Carlos era un Rey ilegítimo, por más que fuese “legal” (“leyes”, haber haylas hasta en las más canallas dictaduras). Queremos decir que era un rey por “dedazo” del carnicero dictador Franco, para acceder a cuya corona hubo de traicionar y vender a su propio padre, quien encarnaba la “legitimidad monárquica” y que no aceptó este dedazo del “caudillo” fascista socio de Mussolini y Hitler. No lo aceptó ni cuando Franco designó a Juan Carlos para sucederle, en el verano de 1.969, ni cuando el mismo accedió a la corona, occiso el dictador, el 22 de noviembre del 75.

A los Borbones ya los ha echado el pueblo español varias veces (Isabel II y Alfonso XIII), sin contar que Carlos IV se echó a sí mismo al abdicar en Napoleón. Cuando estaban definitivamente liquidados del trono de España (desde 1.931), el dedazo de un dictador sangriento, que se hizo “Jefe del Estado” apoyándose en Mussolini y Hitler, gracias a los cuales dinamitó a la II República, puso otra vez en el trono a Juan Carlos de Borbón, que se ciscó en los “derechos” dinásticos de su padre.

Intentan vendernos la cabra de que a Juan Carlos y sus sucesores los admitimos los españoles al aprobar en referéndum la Constitución de 1.978 (ver su Art. 57). No, miren ustedes: una Constitución tiene dos caras o pieles, una jurídica y otra política. Y la cara o dimensión política nos dice que los españoles votaron dicha Constitución porque, si no la votaban, no había más alternativa que continuar con las “Leyes Fundamentales” de la dictadura militar-fascista. En suma, al pueblo no se le ha permitido legítima y verdaderamente expresarse.

De modo que el “príncipe Felipe” no puede ser Rey de los españoles sin pasar antes por un referéndum monarquía-República. Porque, en consecuencia de lo que decimos, el Régimen legítimo sigue siendo la República en tanto no haya un referéndum República-monarquía sin las coacciones y compulsión inherentes al referéndum del 6-12-78.

Todo esto sin contar que Juan Carlos, encima, ha dejado completamente desprestigiada a esta monarquía por dedazo del dictador: que si enriquecimiento espurio, que si amantes y elefantes, que si urdangarines y cristinas imputadas, etc, etc.

En fin, ahí están las encuestas república-monarquía. Y ahí están aplaudiendo a la monarquía los banqueros como Botín y los presidentes de grandes empresas. En fin, ya veremos si el PSOE sabe estar a la altura de la Historia y del Pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: