Mes de abril republicano 2012. Plataforma Sevilla por la República

Manifiesto fosa común. Cementerio San Fernando

 Hoy, 14 de abril, en el 81 aniversario de la proclamación de la II República, ante esta fosa común en la que yacen los restos de cientos de hombres y mujeres asesinados por la barbarie fascista, rendimos homenaje a todos los asesinados y represaliados por defender sus ideales de democracia, de justicia, de revolución social.

Denunciamos, una vez más, el lamentable abandono de las fosas comunes de este cementerio, que supone un intento de mantener enterradas en el olvido a las víctimas de la barbarie fascista, y exigimos que sean respetadas y reparadas y reciban un tratamiento digno como lugar de reposo final de los mártires del pueblo trabajador.

Rechazamos con indignación la expulsión del juez Garzón de la carrera judicial, cuya causa real es el delito de haberse atrevido a intentar abrir juicio a los criminales organizadores del golpe militar del 18 de julio de 1936 y de la brutal represión contra el pueblo trabajador. Cuando buena parte de los jueces de ese tribunal juraron obediencia a Franco y a los principios fundamentales del Movimiento Nacional fascista, no es de extrañar que hayan perseguido hasta el fin a  Garzón. Lo que nos reafirma una vez más en la defensa de la depuración de todos los elementos franquistas del aparato del estado

Ante la fosa común, renovamos nuestro compromiso de luchar para que los crímenes del franquismo sean investigados, y nuestro apoyo a las Asociaciones de la Memoria Histórica.

Compañeros y compañeras: no dejaremos que el olvido y la traición triunfen. Seguiremos luchando contra el olvido, por la democracia, por la justicia social, por la república.

Manifiesto 14 de Abril de 2012

 Celebramos este 14 de abril, aniversario de la república española derrocada por el golpe militar-fascista del 18 de julio, cuando la clase trabajadora del estado español vive la situación más difícil.

Cerca de 5 millones y medio de trabajadores en paro, más de millón y medio de personas sin ningún ingreso, casi 3000 despidos diarios, dan fe de cómo el capital financiero, cuya actuación dio lugar a la crisis, hace pagar a la clase trabajadora las consecuencias de la misma, mientras que el monarca, heredero del dictador Franco, pide a todos unidad, pactos de estado para la resignación, y el gobierno, sometido a la Unión Europea y los Mercados Financieros, reduce el empleo público, la inversión pública, recorta en los servicios públicos, sube los impuestos a los trabajadores. Se modificó incluso la Constitución para imponer el pago de la deuda a los banqueros por encima de las necesidades de los servicios públicos esenciales. Se ha firmado un nuevo Tratado Europeo, pendiente de ratificación en Cortes, que impone a todos los Estados las exigencias del capital financiero.

Se ha impuesto una reforma laboral para hacer más fácil el despido y acabar con conquistas históricas de la clase trabajadora y de la democracia. Lo que exigen los mercados financieros es recuperar como sea los miles de millones que se evaporaron en la burbuja de la  especulación. Junto con los miles de millones enterrados en el pozo sin fondo de las ayudas a los banqueros.

Los que nos hemos manifestado hoy afirmamos que hoy la lucha por la república es en primer lugar la lucha contra el paro, por la creación de empleo, contra los despidos y los EREs, en defensa de los servicios públicos, por la recuperación de los derechos que nos han arrebatado. Cuando la inmensa mayoría trabajadora de la población vive con angustia el día a día, es inadmisible que los gobiernos dediquen miles de millones de dinero público a salvar a los banqueros y los especuladores, y apliquen medidas de austeridad para los trabajadores y los servicios públicos.

Hoy, día de lucha por la República, es un día de lucha por el empleo y la protección social. Por un Plan de Emergencia, no para los banqueros, sino para los trabajadores y los servicios esenciales. Hay dinero para la economía productiva y para el empleo. No está en la Caja de la Seguridad Social, sino en los bolsillos de los banqueros, los especuladores, los que no pagan impuestos o pagan al 1% a través de las SICAV.

Cuando los representantes del gobierno van a Bruselas para que les modifiquen sus propuestas de déficit y les impongan vigilancia de la Unión Europea , cuando los especuladores juegan con la deuda sin importarles la ruina de los pueblos, afirmamos que la lucha por la república es hoy la lucha por la soberanía, por el gobierno a favor de la mayoría, por el pleno empleo. Democracia es asegurar un trabajo digno con un salario digno y con derechos para todos. Democracia es asegurar el derecho a la vivienda  contra los desahucios.  Democracia es, por tanto, República

Anuncios

Una respuesta

  1. -La sangre derramada-

    ¡Cuanta sangre derramada!
    por la palabra libertad
    libertad palabra amada
    ¡cuantas veces mancillada!
    y en ella está la verdad.

    Hay otra palabra amada
    que queremos restaurar
    fue violentada, aniquilada
    hoy por el pueblo esperada
    ¡Ay! República Popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: