Crónica de la Huelga General en Sevilla

Tras la manifestación encabezada (que no necesariamente protagonizada) por UGT y CCOO, empezaba la verdadera protesta. Aquella que no sale en los medios…

Rubén G. Herrera – Tercera Información | 30-09-2010 |

Se dice en los medios que en Sevilla la Huelga General ha sido un éxito, en comparación con otras grandes ciudades.

Yo no sé contar a dedo 50.000 u 70.000 personas. No sé contar a dedo a 12 personas, por lo que sólo me atrevería a decir que había “un huevo de gente”. Menos aún a trazar estadísticas a lo “el 60% de…”, creo que la gente ya ha tenido bastantes datos crispables, ¿no?

Pero una cosa pude ver con mis propios ojos: desde el Palacio de San Telmo hasta la Catedral, la avenida de la Constitución y la plaza era un barullo, fundamentalmente de color rojo escrofuloso. Tras la marcha, un acertado homenaje a José Antonio Labordeta con el Canto a la Libertad (1975) inició el discurso protocolario.

Entonces continuaban detrás de toda esta marabunta, los movimientos más críticos como CGT, Izquierda Anticapitalista, el colectivo LGTB, o el movimiento estudiantil, alzados aún con más fuerzas, y llegando a cerrar numerosos negocios de esta avenida, que casi como una provocación voluntaria, permanecían abiertos. Aún más gente común y corriente, y los movimientos sociales.

El Sindicato Andaluz de Trabajadores escribió: La policía entró en la Universidad sin permiso, accediendo ilegalmente al recinto por la puerta que hace esquina con el Hotel Alfonso XIII. Una chica de no más de 1,60 yace en el suelo golpeada por dos antidisturbios que se ensañan con ella. ¡Que valientes!.

Hemos podido hablar con la persona agredida en cuestión: A. G. C. La policía invadió el piquete informativo saltando las vallas. Una foto de esta agresión aparece publicada en el Correo de Andalucía (la penúltima de la galería de esta noticia). Al periodista intentaron confiscarle la tarjeta de memoria, pero parece que evadió a la policía. La estudiante nos contó: “cuando llegaron, hice de peso muerto para no oponer resistencia. Entonces me arrastraron y fueron a pegarme. Intenté escapar y un policía me persiguió para retenerme”. “Llevábamos toda la noche prestando asistencia a los piquetes informativos, como en Mercasevilla, y este en la universidad, junto con el de Tussam fueron los más violento con diferencia”. “Lo peor es que a un compañero le han partido los dientes”.

Es curioso, este medioría, Joaquín Luque, rector de la Universidad de Sevilla, negaba al Diario de Sevilla los “actos violentos” que tuvieron lugar en el Rectorado. En este sentido, en Tercera Información nos preguntamos cómo se han grabado vídeos como este, y sobre todo, cuánto durarán en Internet. Por si acaso ya lo he descargado…

Volviendo al momento de la manifestación, aunque “histórica” o “humilde”, en términos de Francisco Carbonero, líder de CCOO Andalucía, esta huelga general, siendo realista, ha sido un “fracaso”. Y especifico: seguimos todavía en el “Estado de bienestar”. Pero es cuestión de tiempo que las huelgas terminen teniendo lugar con un preocupante éxito. Cuando todo el mundo esté en la calle, porque de una manera u otra todos los ciudadanos (salvo los ricos, supongo), estén inmensamente afectados por las regulaciones político-económicas, sí que habrá problemas.

El debate, en definitiva, no debe versar sobre “ir o no ir”, pese a que primen los derechos colectivos sobre los individuales; el debate está en el modus operandi. Cada sector tendrá su propio código lógico y deontológico. Por ejemplo, usted puede trabajar, pero ¿debe hacerlo si su local está en la avenida donde tiene lugar la manifestación? ¿Desea usted provocar activamente a decenas de miles de personas? Los movimientos estudiantiles reprendieron de buenas formas y malas palabras a dichos locales, aunque su cierre fuese un gesto simbólico y momentáneo. Pero ¿qué es la huelga general sino un gran gesto simbólico y colectivo?

La ética de la gente no debe ser puesta en duda, los casos violentos han sido en toda la península un puñado, sin dejar de ser excepciones, radicalismos, y objetos de interés sacados de contexto. Por seguir con el mismo medio, El Correo relacionaba en portada la palabra “huelga” con la palabra “guerra”, y satirizaba además la protesta con una foto de una pintada en una pared, hecha a dos colores (¡vaya, parece que ni para eso se ponen de acuerdo los huelguistas!). Una foto claramente desinformativa, que busca representar la protesta como algo desorganizado. Y por ahí no van los tiros. Y tiros los de paintball en el Corte Inglés, como anunciaba el Diario de Sevilla, con titulares bastante más objetivos que su rival.

Yo no creo que una Huelga General en agosto hubiera servido para modificar la aprobación de la ley: las leyes son modificables antes y después de su aprobación, la gente no está teniendo en cuenta eso y critican a los sindicatos… pero esa crítica popular no tiene un método ni un interés popular, parece incrustada en la opinión pública, y está ciertamente desnaturalizada. El Estado de Bienestar influye directamente en la visión de la gente, que rechaza la política, y como los sindicatos son quienes retoman el olvidado discurso político-social, y lo impone, por necesidad y urgencia, a la gente despolitizada, la cual sufre por ello. Ejemplo tonto: si los médicos no nos hablasen siempre de enfermedades nos llevaríamos bien con ellos, o no nos darían tanto mal rollo. Es el habitus que te vincula al campus que diría Pierre Bourdieu.

Otro cliché es “¿Y para qué ha servido esta Huelga? ¡Para nada!”: En este aspecto, no podemos pretender resultados directos. Por desgracia, ni siquiera resultados tangibles a corto plazo. Además esta Huelga General no enfoca problemas estructurales como las medidas aprobadas desde la UE, o la macroeconomía, por lo que muchos la relativizarán. Todos coincidieremos en que en España hace falta una renovación profunda. Bien, creo que esa renovación parte de una reformulación de la dicotomía trabajo-protesta. Entendámosla desde el respeto. Si desde arriba nos las ponen en conflicto directo… es decir, si nos peleamos entre nosotros, el sistema se frota las manos de gusto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: